Title Image

Presentación Proyecto Residuos Electrónicos América Latina (PREAL)

Presentación Proyecto Residuos Electrónicos América Latina (PREAL)

Fuerte impulso al diseño de políticas en materia de residuos eléctricos y electrónicos

El INTI junto a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y el Centro Regional Basilea (CRBAS) para América del Sur presentaron el Proyecto Residuos Electrónicos América Latina (PREAL)

El objetivo del proyecto que nuclea a 13 países de Latinoamérica es promover políticas públicas que permitan el reciclaje y el aprovechamiento de este tipo de residuos y proponer la manera de armonizar los aspectos claves del tratamiento de residuos con el diseño de normativas adecuadas a nivel nacional. La apertura del encuentro estuvo presidida por Sergio Federovisky, secretario de Control y Monitoreo Ambiental y de Mario Sosa, gerente Operativo de Servicios Industriales del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial).

Las entidades participantes al encuentro llevado a cabo en la ciudad de Buenos Aires plantearon fortalecer las políticas públicas de gestión de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) en países Latinoamericanos para mejorar la capacidad nacional de instalaciones de desmantelamiento y reciclaje. Con el proyecto se busca alcanzar el manejo ambientalmente racional de los RAEE, con énfasis en la gestión de Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs) mediante el fortalecimiento de las iniciativas nacionales y de cooperación regional.

Los organizadores coincidieron en que es fundamental capacitar y asesorar a los sectores relevantes y partes interesadas, y difundir los resultados a funcionarios, representantes del sector privado y a la sociedad en general a través de los medios de comunicación.

Argentina decidió ejecutar el proyecto en forma conjunta con el Centro Basilea para América del Sur que funciona en el marco del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) siendo la Secretaría de Monitoreo y Control Ambiental la encargada de la implementación nacional.

El proyecto PREAL es de carácter regional e incluye además de Argentina a Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Panamá Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, Uruguay y Venezuela.

Según Candela Nassi, coordinadora Nacional de PREAL y jefa de Gabinete de la Secretaria de Control y Monitoreo Ambiental de la Nación entre el 50 y el 60 por ciento de los residuos electrónicos se almacena en hogares, del 10 al 15 por ciento del total se destinan a servicios técnicos de reparación y del 5 al 10 por ciento se destinan a recuperación de materiales y reciclaje. Argentina es el cuarto generador de residuos eléctricos y electrónicos y la ciudad de Buenos Aires consumo 11 kilogramos de basura electrónica por año.

Sergio Federovisky, secretario de Control y Monitoreo Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible consideró que “nuestro objetivo es poner al Estado al frente del diseño de políticas en materia de residuos. Es fundamental tomar la iniciativa en materia de recuperación, tratamiento, reciclaje y en la instauración de políticas públicas de largo alcance en términos territoriales”.

A su vez, Leila Devia presentó los objetivos y principales funciones del Centro Basilea para fortalecer el acercamiento entre las políticas industriales y las ambientales. “Las principales líneas de acción están interrelacionadas; nuestra misión incluye la formulación de propuestas de para el tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos como así también la gestión ambiental de mercurio, el sistema globalmente armonizado, la normativa y legislación sobre productos químicos y residuos, y los temas muy candentes como los del plástico, entre otros”, destacó.

Participó de la presentación Christoph Ernst, responsable Técnico de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) quién señaló que en Argentina el 60 por ciento de los residuos eléctricos y electrónicos terminan en basurales. Con respecto al tema empleo confirmó que en nuestro país “36 mil personas trabajan en reciclaje y 33 mil en materia de reparación. A su vez, el grado de informalidad alcanza el 84 por ciento, un dato que llama la atención ya que es imprescindible incorporar mejor calidad de empleo que incluso redundará en un aumento de la productividad en materia del tratamiento de residuos”.

También participó la Universidad Nacional de la Plata a través del Programa E-Basura que entre las medidas que vienen llevando a cabo destacó la necesidad de mejorar las políticas de comunicación para informar a la sociedad sobre lo que se vienen llevando a cabo en este tipo de temas cómo la participación de todos los actores involucrados puede redundar en un beneficio ambiental tangible y sustentable.   Asistieron Gestores RAEE representados por Industrias Dalafer SA; Scrap y Rezagos y Centro Basura Cero.

Contacto
close slider